Un mismo recorrido

Hay un largo camino que distribuye los pellizcos del estómago al antojo del sentido del recorrido.


Te rompe el alma o te la reconstruye con mayor fortaleza según exija el guión.
Y siempre es volver ,a un lado o a otro.


Dos puntos equidistantes con tantas diferencias como el aire que se respira en cada uno de ellos.


Los vientos que bailan a las olas de ambas orillas llevan diferentes intenciones.


Solo hay un punto que está siempre en los sueños y los anhelos del otro. Quizá sea para llenar los huecos que un día se crearon con el huracán que revolvió una vida.


Y mientras perdure la energía que recorra el camino todo será aprendizaje que se volverán recuerdos, anhelos y fraternidad.

#ConLosSentidos